Menciones del TEDH sobre la cadena perpetua.

En el contexto de una condena de la cadena perpetua, el Artículo 3 (del Convenio Europeo de Derechos Humanos) , que prohíbe la tortura y el trato inhumano o degradante, debe ser interpretado como la capacidad de reducción de la pena, en el sentido de una revisión que autoriza a las autoridades nacionales a considerar si los cambios en la vida del prisionero son tan significantes, y tal progreso hacia la rehabilitación ha sido realizado en el curso de la condena, en el sentido de que la detención continuada ya no puede ser justificada sobre bases penológicas.

Sin embargo, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos enfatizaría que, teniendo en cuenta el margen de apreciación que debe darse a los Estados parte en materias de justicia criminal y su condena…, no es su tarea prescribir la forma (ejecutiva o judicial) que debe revestir la revisión. Por la misma razón, no es tarea del Tribunal cuando debe ocurrir tal revisión. Dicho esto, los materiales legales internacionales comparativos muestran un claro apoyo de la institución de un mecanismo que garantice una revisión no posterior a veinticinco años después de la imposición de condena de cadena perpetua, con posteriores exámenes periódicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s